21 agosto 2013

pinceles y aerosoles


El verde se convirtió en agua, con negro cubrieron la cabeza enmarcando el rostro aindiado de rojos, ocres y marrones casi trágicos. 
La villa inventaba su ropaje con música de pinceles, aerosoles y sonrisas jóvenes.
Alguien escribió de las vías, dando metáfora a sus dedos de hierro extendido señalando un destino en paralelo, como si fueran venas abiertas hacia el infinito.
Su amigo de vientre ruidoso y rumbos cotidianos repetidos hasta el cansancio, pasaría de nuevo hoy como ayer, símbolo del sudor y los gestos grises del común hastío.
Un terraplén quejoso mostraba las pústulas de la pobreza, oropeles de plástico que el viento arrastra y expone, en la vidriera de corte popular.
Trenes con ventanillas de miradas ciegas pasan con su lentitud fugaz de tercer mundo.
Nadie parece grabar las imágenes en sus retinas y lo entiendo. 
Pienso que la miseria residual y las deudas sociales remanentes asustan. 
Que solo los artistas reflejan el dolor y el egoísmo que siempre tiene presas disponibles.
Benditos sean las manos de los pintores y sus documentos que hablan y denuncian sin temores desde los murales.
                                                                                                  Un texto de José López Romero.

1 comentario:

Mercedes Saenz dijo...

Qué buen texto José! Cuánto hablan los colores, cuánta armonía y profundo significado.
Abrazo para toda la flia, esposa e hijos.
Mercedes Sáenz

Quizá también te interese

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...