03 junio 2011

CADÁVER EXQUISITO

 Me pregunto si no serán las palabras un torpe y triste consuelo, una compasión de uno mismo,una melodía ruidosa atronando el oído para intentar las manos convertirla en algo bello.
 Si el sueño de anoche que hoy no recuerdo, es sólo la imagen de tí en mi, si recordarlo no es más, que mirar la realidad como algo mucho más indigesto y cruel.
Porque despierto y vuelven los ojos a comentar su insomnio con las paredes del cuarto, pero sigo fantaseando el sueño hasta que la oscuridad me desvela para que el cuerpo y la mente, intenten, seguir soñando.
Esto de escribir, es como arrastrar un muerto y hacerlo revivir en la palabra, varios poetas coinciden..en la poesía como su mayor tormento.
Esto de escribir, es una preciosa esclavitud del alma, es un destripe constante de uno mismo y de todo,mañana/tarde/noche, da igual el escenario, simple y llanamente destriparme, destriparos.
Acuchillar hasta el desangre. Entonces, cuando todo se tiñe rojo, coger de nuevo el cadáver y continuar llevándolo a rastras hasta verlo nacer de nuevo.Primero la muerte, después la vida.
Escribiendo, el orden natural funciona así.
Y llega un momento en el que no se piensa en otra cosa, que en toda esa sangre derramada( ¿servirá para algo?), y en que no puedes parar de crear un fiambre tras otro, para verlo, de nuevo,renacer en la palabra.
Y por esto, constantemente cuchillas en el seso, martillos en el pecho,grietas en el espíritu.
Delciciosa esclavitud ésta.
Ésta es mi compasión, mi consuelo, mi cadáver, sin duda alguna.
Pienso mientras el autobús por fin, se para.

2 comentarios:

josé dijo...

comparto plenamente estos "entripados" tan como a mi me gusta decir, me alegro que siempre alguien esté llegando a esta puerta soleada, nuestro bienamado Preludio, un abrazo, Sam, desde Argentina.

Sam dijo...

Sueño con tu tierra.
Gracias José
saludos desde España

Quizá también te interese

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...