13 octubre 2008

Un lugar en el mundo

Existe un lugar en el mundo donde no se conocen el odio, el rencor, la envidia, los prejuicios, las injusticias, la tiranía, la violencia ni la ira.

Existe un lugar en el mundo en el que nadie intenta manipularte impunemente, haciendo de tu voluntad un mero juguete en sus manos.

Existe un lugar en el mundo en el que no es necesario utilizar máscaras. Un lugar donde se puede ir con la verdad por delante sin miedo a ser apartado, incomprendido o rechazado.

Existe un lugar en el mundo donde el silencio no es incomodo; donde no son necesarias las traicioneras palabras para expresar sentimientos o ideas.

Existe un lugar en el mundo libre de lujuriosos pensamientos y de ridículas tentaciones. Un lugar apartado del perturbador ruido de las masas enfervorecidas que alientan los más bajos instintos animales.

Existe un lugar en el mundo en el que amar es lo natural, la compasión es innata y la solidaridad, impuesta por ley.

Existe un lugar en el mundo que está más allá de los sueños, lejos de todo lo imaginable, lindando con el infinito cielo y a la derecha del paraíso.

Existe un lugar en el mundo que no precisa de gobiernos ni de gobernantes, de jefes ni de súbditos, de discípulos ni maestros, de banderas ni de abanderados.

Existe un lugar en el mundo en el que cada cual es libre de hacer con su vida lo que le dé la gana; en el que nadie se atreverá a conducir tus pasos por otro sendero que no sea el que tú has elegido.

Existe un lugar en el mundo en el que siempre llueve a gusto de todos. Un lugar donde el sufrimiento y el dolor pueden ser detenidos con sólo una orden.

Existe un lugar en el mundo donde las apariencias están constantemente guardadas; donde cada cual es lo que muestra y lo que ves es lo que hay.

Existe un lugar en el mundo imposible de ser invadido, ya que a nadie se le niega nada y todo el mundo es bien recibido.


Este lugar está más cerca de lo que crees. Este lugar está en tu interior; para acceder a él tan sólo tienes que lanzarte sin paracaídas al abismo de tu mente y zabullirte sin oxigeno en el océano de la conciencia. Si logras traspasar estas dos barreras infranqueables para el común de los mortales, tu recompensa será la dicha eterna, la paz perpetua y la completa desaparición de los dos grandes enemigos: el miedo y la soledad. Una vez allí, y sólo allí, podrás decir que eres verdaderamente libre.

Allí nos veremos.

8 comentarios:

AlmA :) dijo...

Es verdaderamente tentador... pero... la dualidad me pirra, el ying-yang me puede, no puede haber bien sin mal... porque si lo más desagradable desapareciera... ¿cómo podríamos saber la diferencia?


un beso

el huerfano piano dijo...

Muy bueno, pedro,realmente profundo y con mucha sabiduría
existe este mundo, pero saber a mi me da la impresion que a veces no nos damos la bien venida a notros mismos.

algo por alli me van lo hilos
¿que te perace?
Me alegro encontrarte de nuevo
epero ser bien venida aqui como en tu otro blog

M. Jose dijo...

No sé si es coincidencia de nuevo querido Pedro, pero con el mundo ango hoy yo acuestas...
Lo que sé es que mi mundo soy yo , mientras tenga memoria mi mundo existirá y ese mundo existe porque yo lo pienso y según cómo lo piense así será...en mí está el verlo de una forma o de otra.
Un gran beso
MJ

PEGASA dijo...

buffff, ya veo que estrenais nuevo diseño. Y sobre el mundo, cada persona es un mundo y todas formamos el universo

josé dijo...

Pedro hermano, tal vez esté cansado recién llegado de un viaje pero, no quise dejar de leer a mis amigos. Comparto la idea de ese mundo, y esa paz dentro nuestro que de alguna forma es encontrarnos, y saber que no somos parte de un juego macabro pero, alrededor la cosa sigue andando y de una forma brutal con todo lo que podamos tirarle encima. Tengo temor a meter una palabra que no sea exacta o que hiera a alguien pero, siento firmemente que no hay salvación para nadie, si no nos salvamos juntos. Tal vez haya entendido mal tu mensaje, seguro estoy cansado. Mi afecto.

Alicia María Abatilli dijo...

Busquemos ese lugar, a pesar de que la desesperanza nos diga lo contrario, existe en nosotros mismos, en cada flor, en cada nuevo amanecer, Pedro.
Un abrazo.
Alicia

el huerfano piano dijo...

Muchas gracias, estoy aqui, y eso me hace sentir feliz

REIKIJAI dijo...

Es un lugar ideal ... donde se encuentra la paz y la calma ... Gracias Pedro ... Te dejo un Beso ... y seguire leyendo ... Silvi.

Quizá también te interese

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...