07 octubre 2008

Quietud


La bandada de aves migratorias ya pasó de largo, es hora de emprender nuevos caminos.

Allí, en la punta de la rama más delgada, no existen las certezas.

Descansar solo lo necesario, un poquito, nada que detenga las ansias de volar.

Después salir, buscar atajos en el viento, desterrar lunas apagadas, ahuyentar eclipses pasajeros.

Vivir, decreto del amanecer,

mandato del universo,

apuesta del destino,

verdad del tiempo.


5 comentarios:

lully desnuda dijo...

Me llega esa frase: Verdad del tiempo.

Un abrazo amistoso!

josé dijo...

Claro como el agua mi "ya querido" Caselo. Lo bueno de la vida aún es poder volar, como bien dices. Mi afecto viaja hacia vos.

josé dijo...

Claro como el agua mi "ya querido" Caselo. Lo bueno de la vida aún es poder volar, como bien dices. Mi afecto viaja hacia vos.

M. Jose dijo...

Siempre es bueno saber cuando y en que momento hacer los cambios que necesitamos en la vida.
Un abrazo grande te dejo, Carlos.
MJ

Alicia María Abatilli dijo...

Qué belleza, Carlos.
Eres golondrina, paloma, cóndor, eres todo eso en tu decir.
Un abrazo.
Alicia

Quizá también te interese

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...