24 octubre 2008

El CHICO DEL VIOLÍN

Como tenemos un violín a la entrada de nuestro blog
he pensando en comprtir una poesia de Sasi Alami:

QUIERO ser la hechicera de tus dedos,
diminutos bailarines sobre las cuerdas diáfanas,
en aquel rincón de la calle de la Sal
donde las almas de plástico transiten indiferentes,
Palco de honor al exigente oído del viento,
gélido lamento de melancolía acentuada
desde la mugre de un esaclón.

Miradas furtivas y voces calladas

Violinista descalzo de mirada sin dueño,
aplaude el viejo Madrid al escucharte,
aplaude el viento recóndito desde los arcos del aire.
Es él,
el mismo de ayer y anteayer
el mismo de todas las tardes

8 comentarios:

amor en libertad dijo...

es ese ser siempre el mismo hay algo de encanto y de orgullo

un beso, dulce raquel

s

Pedro dijo...

Bonito poema; podría ponerse perfectamente en la cabecera del blog. Sería una conjunción perfecta.
Un abrazo.

MARTHA THORMAN VON MADERS dijo...

belíssimo! Passei para desejar um ótimo final de semana,
beijos

REIKIJAI dijo...

Hermosa descripción… hecha poesía… Gracias Raquel.
No conocía a este Poeta … les dejo un Beso … Silvi.

josé dijo...

Los niños músicos, o cualquiera de ellos que andan en la calle, son habitantes de un mundo diferente que los utiliza y abandona. En mi tierra hay una canción que se llama "Requien para un niño lustrador", que irradia esa sensación que deja el infante de este poema.

josé dijo...

Los niños músicos, o cualquiera de ellos que andan en la calle, son habitantes de un mundo diferente que los utiliza y abandona. En mi tierra hay una canción que se llama "Requien para un niño lustrador", que irradia esa sensación que deja el infante de este poema.

M. Jose dijo...

Gracias Raquel por haberle hecho un homenaje a nuestro violín, es muy bonito el poema.
Un enorme abrazo
MJ

carlos dijo...

Precioso poema, sobre todo la ultima parte: "el mismo de ayer y anteayer el mismo de todas las tardes"

Quizá también te interese

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...