25 junio 2013

Mi nieto

Lo miro jugar, atender sus cosas, ir por los mismos cachivaches de siempre y me pregunto por aquello de mi infancia que ha quedado enredado en las cortinas rasgadas del tiempo. Espacio de misterio y noche que pesa en  la memoria y voy descubriendo su ausencia que me impacienta pero asumo con cierta tristeza, que ya no podré  recuperar.  
Las manitos de mi querido pibe empecinadas con los "pipí", así llama a las artesanías de barro cocido por la etnia Wichi de un pueblo cercano, vendidas por las calles del mío. 
No sé cuántas veces reparé con pegamentos las cabecitas y las patas de los cardenales y las lechuzas, cosa que volveré a hacer sin chistar, protegiendo la energía todavía torpe de mi niño consentido, que cuando llega alegra y revoluciona la casa.
Es el centro de casi todas mis fotografías, que son cientos y cada una de ellas significa mirar cómo crece, y aprende a desenvolverse con pequeños asuntos, en sus palabras, primero de media lengua y hora tras hora con la potencial riqueza de su vocabulario que nos asombra.
Estos trazos no son ricos en su forma, ni tampoco quieren serlo. 
Apenas se vislumbran como nobles y rústicos sentimientos que expreso en su propia belleza. No estoy pensando en estilos ni cosa que se parezca, para eso hace falta el talento que no poseo, es más que elocuente. 
Cuando veo al chiquito dando vueltas patas arriba el supuesto "orden", que se me ocurre estupideces de viejos, nada más libero mi corazón y escribo y digo como se me repentina el alma, afortunadamente por la gracia de Dios.

                                                                Fotografía y texto de José López Romero. 
   

3 comentarios:

Alicia María Abatilli dijo...

José, eres tú mismo quien juega en su cuerpo. Déjalo ser.
Feliz de vos que lo tienes y puedes disfrutar día a día.
Feliz de vos por ser tan sensible y poder descubrirlo.
Abrazos.
Cuídate mucho.

María del Carmen García Lombardía dijo...

Dejalo crecer... y disfrutalo porque el tiempo parece largo pero es mas corto de lo que uno cree... estas atravesando un tiempo precioso, disfruta el momento a momento e impregnate no solo de fotos sino también de sus sentires.

Esto último lo viviras en actos de él hacia ti en sus años maduros y a ti en los mayores.

Dios te ha bendecido con tal niño!


Al vuelo de la mariposa blanca dejo mi huella y en tal la invitación de pasar por mis blogs a retirar los regalos y premios dejados en ellos.

Mis Blogs:

www.walktohorizon.blogspot.com
www.panconsusurros.blogspot.com
www.newartdeco.blogspot.com
www.cuerposanoalmacalma.blogspot.com
www.lasrecetasdelabuelamatilde.blogspot.com
www.cosecha de sentires.blogspot.com

Un abrazo a puro sentir y un mate amigo.

Tuya
María dle Carmen García Lombardía

Caetano Evon dijo...

Que lindo, por suerte me tocó tener sobrinitos pequeñitos y me sentí muy identificado. Un abrazo grande! gracias por tu comentario!

Quizá también te interese

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...