19 mayo 2012

el río todavía cantaba


Habrá sido un día cualquiera, no lo se, aunque no olvido que apagué la radio al darme cuenta que ya era capaz de entender lo que allí decían. La soledad me proponía adivinanzas, supongo que eso significaban las preguntas que me suscitaban asombros. No las dejé pasar, y después entendería muchas cosas.
Era tan solo un niño de sonrisa triste, y no recuerdo si mis padres me dieron a comprender o escribir las letras elementales. Pero se muy bien, que de ellos recibí un legado que no vi escrito antes, cuando leí abiertamente por mi propia voluntad. Me duele que no lo supieran entonces, el río todavía cantaba.
Las últimas palabras nunca aparecen asentadas en papeles prestados, ni nada parecido, pues siguen estando en el aire, en el rincón de las gargantas silenciosas, en el puño cerrado de la rebeldía, de la naturaleza sin condiciones y la libertad que no claudica.                                                                                                               (Texto y foto de José López Romero)

1 comentario:

Alicia María Abatilli dijo...

Un legado inolvidable, José.
Ojalá que al río le regrese su canto, lo noto tan silencioso a mi Uruguay amado...
Un abrazo

Quizá también te interese

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...