17 diciembre 2011

Preludio: no vaciles.

“Al caminar sólo camina, al estar sentado sólo siéntate, al comer come y, sobre todo, no vaciles”.

Si hay una puerta que se abre y descubre el preludio de cada instante es vivir con atención cada momento presente. Dicen que la atención es preludio de sabiduría porque cuando se está atento hay silencio, y el silencio es la máxima del vacío creador que somos en esencia.
¿Por qué estas palabras? Porque efectivamente vivimos ¿tiempos convulsos? O mejor llamarlos preludio del cambio que amanece inexorable, aunque éste rompa nuestras estructuras físicas, emocionales y mentales. Llegará un día en que solamente las semillas del impulso venidero tendrán cabida en el nuevo orden social que deberá plasmarse ya desde nuestras almas.
La vacilación frena el impulso natural de evolución en el que estamos inmersos; creo que llegó la hora de no poner nombre a nada y dejar que la luz se demuestre a sí misma; pero mejor si participamos en dar vida a ese haz que habita desde la noche de los tiempos en nuestros corazones adormecidos por los vaivenes temporales.
Ninguna circunstancia es preludio hacia la luz si no es contemplada con el corazón, Creo que todo forma parte del aprender; y aprender no es vivir desde la dolencia ni el desasosiego; tampoco dejarse llevar por lo aparente aunque lo sintamos muy adentro; quizás porque todo son nubes de ofuscación, engalanadas con el impulso temporal de volver a vivir tropezando con las mismas piedras. Acaso el horizonte perdido de nuestras miradas sea el preludio semejante a la mirada del bebé comprometido en vivir desde su sencillez, descubriendo el tesoro del que vive solamente aprender de todo y, sin saber, infinitas huestes de energía puramente cósmica acompañan a una mente que todavía no está formada ni es especulativa ni entiende lo que son los devaneos del habitual péndulo que somos los adultos.
Así veo y así comparto mi manera de ver Preludio.

Emig

4 comentarios:

mj dijo...

Sri Aurobindo dice que somos seres de transición. Aún el hombre no está completo, aún somos como recién nacidos. Por eso esta vida es todo aprender.
Los cambios están aquí, realizándose. Quizá ocultos aún a nuestra corta visión. Pero nada "llega", somos nosotros los que llegamos poco a poco a la visión completa. Por eso, creo, que nosotros somos "El Preludio" a ese Universo que crece y crece ante nuestros ojos.

Bienvenido Emig, espero que te sientas bien estando con todos nosotr@s
Un abrazo
mj

josé dijo...

Un pantallazo retrospectivo nos daría infinidad de millones de seres humanos buscando la puerta de la sabiduría que en apariencia parecería cerrada. Los errores, las malignas acciones, las tempestades y los huecos por donde se van lo bueno y lo indigno, quién sabe adonde, han arrollado con altos pensamientos y filosofías de toda especie. El mundo sigue tal cual y solo tiene pequeños mares de quietud razonada, lo demás es conformismo y resignación combinada a la comodidad y al poco riesgo. Muy buen post amigo.

Lunska Nicori:BegoñaGTreviño dijo...

No está mal,si en medio de ese silencio necesario para crear, lo que se crea es este Preludio...
Bienvenido, Emig

Pedro dijo...

No podías haber imaginado mejor imagen para este hermoso blog. Preludio a un acontecer transparente y sincero, un hermoso nuevo mundo que ya asoma por el horizonte.
Me alegra verte por aquí, amigo Emig.

Un abrazo.

Quizá también te interese

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...