24 noviembre 2009

Contigo

Cuántas veces me miras sin verme.
Cuántas me oyes sin escuchar.
Cuántas veces hablamos sin entendernos.
Y cuántas me amas sin saber amar.

No me digas más “te quiero”,
no vuelvas a llamarme “mi amor”;
mejor dame una sonrisa,
y regálame cualquier flor.

Yo seguiré a tu lado,
aunque callado y taciturno,
siempre tendrás mi mano,
y nunca te faltará una canción.


15 comentarios:

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Que letra más hermosa.
Igual que la música de fondo.
Saludos cordiales desde Valencia.
Montserrat

Marisa dijo...

Palabras hermosas
y una música
íntima que las
enaltece.

Kiri dijo...

awwwww...

Adolfo Payés dijo...

Hermoso poema.

Un abrazo
Con mis
Saludos fraternos..

Isabella Ros dijo...

TRISTE AMOR AUSENTE,dolor escondido
en la palma de la mano y sentimiento hecho canción.BELLÍSIMO.APLAUSOS PARA TÍ.SALUDOS FRATERNOS.

Walter Portilla dijo...

Amor que se entrega y se abre el corazón en flor. Qué importa ya, que los intentos de llegar no se hagan fáciles, si son sublimes las formas en que le entregas con palabras tu canción.
Hermosos versos con hermosa música. Mi abrazo, Pedro.

Alicia María Abatilli dijo...

Una belleza muy particular inunda tu poesía.
Felicitaciones, por esa entrega.
Alicia

Laura Boho dijo...

Me invade una nostalgia.... la música llena el alma, cariños Laura

PEGASA dijo...

Pero que recuerdos que me trae. Desde luego que bonito. Un beso de nostalgia.

Aire dijo...

Como duele que ya no te quieran..., pero consuela seguir queriendo. Preciosa musica. Precioso blog.

Un saludo.

Mercedes Sáenz dijo...

Belleza en la suavidad de las palabras que puede hablar de dolor. Una música muy buena. Abrazo. Mercedes Sáenz

Nerina Thomas dijo...

Un placer llegar hasta esta orilla. Todos los escritos me maravillaron. Mi saludo sincero para todos.

Walter Portilla dijo...

Pedro, querido amigo, perdona que utilice tu entrada para dejarles mi abrazo enorme por esta Navidad, traigo mi tiempo muy corto, pero el cariño y mi amistad enormes para todo Preludio. Desde ti, Pedro, les extiendo mi abrazo cariñoso. Feliz Navidad.

Begoña (Murcia) dijo...

Amar así, muchas veces es no quererse, es hacerse daño, matar el tiempo que puediérmos emplear en vivir las cosas de otra manera: darse la oportunidad con el amor correspondido. Honra querer sin pedir casi nada a cambio, pero también destruye. Esto que describes de forma tan bien hecha pasa bastante a menudo en la vida.
Y ahora, me voy a Sabina, a recrear tus palabras.
Ya estoy de nuevo aquí, y ojalá sea para bastantes lunas.
Un abrazo y Feliz navidad.

Denisse Tercero Cano dijo...

Cuantas veces me haz tocado... Sin sentir y sin sentido.
Exelente! Sabina y tu!!!!

Quizá también te interese

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...