02 mayo 2009

Entrega

Huyendo estoy de ti, niña, como cuando suena un toque de queda y todos huimos por las calles empedradas de lluvia. He querido llegar aprisa a ese bar que alguna vez dijeron estaba abierto hasta la medianoche, para alquilar un soporte fuerte para este mi pensarte. Tal vez dos horas de cerveza sean suficientes…

Y este corazón que duele de abrazos y mi rostro sediento de esos ojos claros! y ya no pudieron esperar, no pudieron esperar...! He de ver en qué apoyo el abrigo de mi ardor para calmarlos, quizá envolver en un papel la cimitarra que cuelga de ese antiguo mueble y esperar que se descuide el pensamiento para cortarle las arterias que alimentan este echarte de menos. Al borde del primer vaso de cerveza, viene escrita la palabra olvido y el fondo de ese mismo vaso se me ocurre arrepentido de tanto extrañarte.

La primera hora es un tumulto de canciones que me llegan hasta el fondo de ese abismo en que me has dejado solo. Al fondo duele, no te lo imaginas. Quizá la paz en que te encuentras sea tu verdad. Mi verdad es… a quién se lo pregunto, quién podrá decirme si ese simulacro de pasión en que nos envolvimos ha de tener alguna vez perdón. Eres especial para despedidas, me dijiste, te gusta mucho hacer doler. No, no lo soy, me gusta que tú sepas cómo duele despedirse, quizá tú puedas ver cómo se secan esas calles que recorro, empedradas de lágrimas ya no de lluvia, hasta que alcanzan mis pies. Me gusta porque es bueno que ese tesoro que ahora desalojo de mi pecho no se quede sin tu aroma. Ya nacerá otro, ahora que te vas y yo me quedo, es mejor que te lo lleves y te lleves bien con él.

15 comentarios:

Isabella Ros dijo...

Ante el dolor siempre se busca un refugio.Ver alejarse a quien se ama,es morir un poco.YA NACERÁ OTRO y tal vez la pregunta encuentre su respuesta.MARAVILLOSO WALTER!!como siempre,me dejas pensando envuelta en la nube de mis recuerdos.Privilegio;el mío de leerte.Gracias.Un abrazo desde ESPERANZA,Pcia de SANTA FÉ,ARGENTINA.

Patricia dijo...

Que hermoso relato, cuantas veces me encerre en un refugio..hasta que me crecieron mis alas :)
lindo post! me encanto!
saludos,

Adolfo Payés dijo...

Que hermoso relato, ante el dolor siempre se busca un refugio, el calor fraterno


Saludos fraternos
un abrazo

que tengas un buen fin de semana

Inés dijo...

Walter, tu despedida, olvido y nuevo amor, se hacen latentes en este escrito del corazón. Magnifica exposición de sentimientos.

un beso,
Inés

Magah dijo...

Que lindo contaste esta despedida, con calles empedradas de lagrimas, desalojo de tu pecho.
Y ya nacerá otro, esperanza de poetas.

Muy bueno.

Magah

eco dijo...

te acompoño un rato. Yo tomaré esperanza en vaso grande.¿sólo se sirve en pequeños? bueno.Traela a esta mesa.
el tema es muy fuerte pero qué bien reflejan tus palabras el desgarro.
Gracias

Begoña dijo...

Este poema tuyo, tan distinto...
¿Por qué me recuerda tanto a "La Ciudad sin Ti"?publicado en este mismo Preludio a un acontecer, en donde de repente nos acontecemos, vivimos, desesperamos, morimos, nos deshacemos en abandonos, en encuentros... Sí, hasta nos arrepentimos...
Abrazo enorme

Jayja para tí... dijo...

por qué será que nacimos algunos con algunos cables sueltos, dicen muchos, a la cabeza..., pero nosotros sabemos, que tantos cables, que a veces se nos sueltan, y todos, nos llegan al corazón, y allí, si de pronto alguien los quiere arrancar, el dolor se hará latente...y el corazón empieza a llorar...cables lelnos de poesías,sensaciones, amores, cables conductores de sublimes sensacioens, de paisajes no conocidos, de perfumes no creados, de flores misticas, cables con formas de cuerpos muy amados, de madre con bebe en los brazos, de hombres defendiendo su derecho al amor...vaya, ando enrrollada, floja y safada, con muchos cables confundidos, incomprendida, toda la vida mia...

Mercedes Sáenz dijo...

Querido Walter, no es la primera vez que me detengo no sólo en la forma de escribir sino en su contenido. Tus frases maravillosamente van y vuelven, pegan¨un viraje que obliga al lector a volver atras. Lö dices de un manera que después que estrüja el corazón. Muy sentido y muy bello. Mis felicitaciones. Un abrazo. Merci

Marisa dijo...

El dolor está en el
simulacro de pasión,
no en la evasión,
no en la huída.

Un abrazo.

Pedro dijo...

Un relato muy sentido; rebosa poesía, esperanza y armonía. Todo un lujo para los que pasamos por aquí.

Un abrazo.

Alicia María Abatilli dijo...

Esas despedidas que dejan agonías eternas.
Un tema que regresa, Walter.
Un abrazo que llega.
Alicia

mj dijo...

Estás lleno de imágenes Walter. La lectura de tu texto es un bullicio de emociones, está escrito desde lo más profundo de las entrañas. Triste, pero hermoso.
Un abrazo
mj

Lydia Raquel Pistagnesi dijo...

Cuanta imàgenes, una mas bella que otra.
Gracias amigo por alegrarme el alma.
Un gran cariño desde mi blog en Argentina

Lydia Raquel Pistagnei

josé dijo...

Maestro, como a los demás te debo explicaciones pero ahora solo debo dejar mi admiración genuina por tus obras, que siempre me sorprenden y no descubro nada nuevo. Un abrazo argento y ten presente que sigo vivo y regresaré. Para el Portilla de mi corazón todo mi afecto.

Quizá también te interese

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...