20 febrero 2009

He llegado aquí, a Preludio, por el hilo de vida de Mª Jose, a través de su blog y de sus palabras; siempre cálidas. Le pedí que lo piense bien pues sólo escribo poesía. Hizo un ademán —yo la vi— como si no me hubiera escuchado. Le agradecí, le agradezco, le seguiré agradeciendo. Sin mucha prosa en mis manos, les ofrezco versos, que son los que inundan mi vida.

Relativamente nuevo en esta agradable experiencia de los blogs, aún sigo sorprendido por todo lo que he vivido en estos últimos siete meses. Desde que conocí este mundo virtual en junio de 2008, cuando abrí un blog personal como quien pela una fruta, dejando abierto el corazón. No lo hice con el afán de construir —esa ilusión estaba apagada—, sino de meterme en una refrigeradora literaria, como me dijera un amigo escritor hace algún tiempo. Me convertí en el niño que necesitaba crear el collage de su vida; con letras, con palabras, con frases, con ilusiones resquebrajadas y también con algunos finales felices de mis días.
Vengo de Los Andes sudamericanos, del Perú específicamente; de caminar por las alturas donde la lluvia y el sol se confunden —algunos le llaman arco iris, pero es el alma de mi tierra inventando pasiones—, donde aprendí a dibujar con la pluma, mi vida.
No les prometo mucho pues vengo desnudo; con esa piel a cuestas que necesita expresar abrigo. La única manera de demostrar que aún estoy vivo, pero no cansado, no. Ágil como un ciervo de mis montañas y tímido como él mismo, salgo de estar oculto tras los ramales de las hojas sueltas en que se habían transformado mis días.
Aquí estoy Mª Jose, amigos de Preludio, colaboradores y lectores. No los conozco a todos pero de la misma forma los abrazo, con los brazos abiertos para definirme amigo. Hacia esos brazos suyos que percibo fuertes, que no se amilanan ante las distancias, las montañas y los mares. Me abro a ustedes y me abro a sus lectores que serán también los míos. Pongo el hombro para calzar los mismos sueños, todos juntos, uniendo a nuestros países, desechando esas fronteras que tanto daño nos han hecho.
Y traigo también mis sueños, sueños que iré mostrando para compartirlos, para hacerlos suyos.
Así, les traigo
mi vida.

15 comentarios:

mj dijo...

Cómo sabes que hice un ademán??? me viste en tu mente??ja
No, no te escuche, no quise hacerlo. Tu alma de buena persona se percibe aún en la distancia. Y qué mejor que estar con nosotros compartiendo tus versos?? es lo que queremos todos Walter que nos inundes con esas palabras y esos sueños que llenan tus días.
Sé bienvenido y estás en tu casa.
Un abrazo enorme con mucho cariño
mj

amor y libertad dijo...

leeremos tu vida sin exordios, walter

un abrazo

s

Poeta Carlos Gargallo dijo...

Hola, bien venido amigo, pasa y ponte cómodo, un abrazo.

Mercedes Sáenz dijo...

Me encantó esta entrada Walter, esta parte de mostrar las dos manos y el corazón abierto. Es muy bello. Un abrazo. Mercedes

Inés dijo...

Walter,
amigo con todas las letras, me encanta tu introducción, tu transparencia, tu deseo de crecer como persona, tus buenos deseos, TÚ poesía!

te abrazo amigo,
Inés

Pedro dijo...

Nuestro entrañable blog crece con tu presencia no sólo en número, sino también en calidad, humana y literaria, por lo que veo.
Todo un lujo y un placer contar con tus versos, amigo Walter.
Sé bienvenido.

Un abrazo.

Walter Portilla dijo...

Mª Jose, siguiendo mi costumbre de contestar cada comentario, me permito hacerlo también en Preludio.
Imaginé tu ademán, querida amiga, jajaja. Por tu respuesta al mail en que ni siquiera me prestaste atención. Mil gracias por tus palabras y por la bienvenida, me siento muy contento de pertenecer a Preludio, lo digo con alegría y con orgullo. Mi abrazo enorme, amiga.

Santi, cierto, sin exordios ni introitos, mi vida en verso. Mi abrazo también es tuyo.

Carlos, primer intercambio de palabras contigo, amigo. Gracias por tu calidez y por tu amistad.

Merci (con la confianza que me permiten tus palabras). Pude observarte algunas veces, tus letras, tus escritos. Te abrazo como nuevo amigo agradeciéndote mucho.

Inés, querida amiga, que alegría verte otra vez, leerte, abrazarte nuevamente desde etse cálido blog, convertido en parte de mi vida. Mi abrazo gigante.

Pedro, otro nuevo amigo. Me va a encantar conocerlos a cada uno, y leerlos. Tus palabras me hacen sentir regocijo, pero también me comprometen a escribir como ustedes. Por cierto, muy grato compromiso.
También te abrazo en mi llegada y te agradezco la bienvenida.

Alimontero dijo...

Querido Walter, ud señor es extraordinario entre los eximios que aquí veo...Es natural que "se nos recoja todo" cuando nos invitan a participar de algo.
Yo veo en tí lo mismo que estás mostrando, un hombre sensible, muy buen comunicador, con una pluma ágil novedosa y escribes desde tu corazón, y como "poetas son los que mueven corazones" ud está de maravillas aquí!
Las formas que utilizan unos y otros es única, y en la diversidad gozamos todos, no?
Te abrazo ante esta nueva aventura de la que espero compartas en tu blog personal.
Te abrazo de corazón a corazón!
Bendiciones amigo!!

Ali

Ruth L. Acosta dijo...

Como es que llegué a éste lugar?? Quedé completamente atrapada, sin salida alguna...

Es un privilegio compartir con personas tan extremadamente sensibles...

Abrazos con todo cariño para todos ustedes y una gran felicitación a cada uno, gracias por dejar en mi un pedacito de ustedes...

Saludos a todos,

Walter Portilla dijo...

Alimontero, feliz de leerte, sentir tu cercanía. Como siempre dices, como si estuviéramos conversando uno frente al otro. Por tanto, recibo tu abrazo de corazón. El mío, para ti, inmenso.

Walter Portilla dijo...

Ruth, fui por tu blog para conocerte un poco. Me ha encantado tu presentación. Iré con tiempo a leerte, y comentar por supuesto.
Bienvenida a Preludio nuevamente, y gracias por tus cálidas palabras para todos nosotros.
Mi abrazo enorme.

Alicia Abatilli dijo...

Te conozco Walter.
Las palabras sobran.
Engalanarás este blog, como todos los que somos parte de él.
Es un gusto saberte en Preludio.
Un abrazo.
Alicia

migul dijo...

Que bonito recuperar una comunidad tan idílica como esta isla literaria alejada de la civilización! Yo me incormporé hace poco, y espero que tu experiencia sea tan satisfactoria como la mía, saludos!

josé dijo...

Amigo, vamos en el mismo "bus" intentando caminos y rutas nuevas para el coraje del alma, para las alegrías mutuas, un abrazo de Argentina hasta Perú, habrá por estos lares mucho más de lo que imaginamos, estoy seguro.

Walter Portilla dijo...

Alica María, gracias por tus palabras, es un honor poder escribir junto a ustedes. Un abrazo enorme.

Migul, sí observé tu camino desde que nos conociéramos en mi blog Migul. Estoy seguro de que será como dices. Un abrazote, amigo.

José, en el mismo bus, amigo. Con un solo canto, la misma pluma para expresiones diferentes; diferentes decires pero con los mismos afectos. Fuerte también mi abrazo, amigo, muy fuerte.

Quizá también te interese

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...