01 junio 2010

AYER

AYER

Nadie en este oscuro cemento
que lamenta sus grietas en tierra y basura
Nadie que devuelva mi nombre desde la alcantarilla
y la voracidad de la última lluvia
Pregunté por mi cuerpo quién tenía
la oscura mudez de llorar mi nombre.
no hay sobrevivientes en la voz mendiga
que dice
nada.
Ayer lo oí.
cuándo la tarde intentaba resumirse
dejando una sola línea de horizonte
ancha y circular
yo era isla de borde en los azules
pisó mis pies
sin decir nada su espuma,
con un dejo de inmensidad.
tiernamente,
con la mirada plana de unos dioses.
Sacó espinas de mi boca
los párpados volaron pájaros
y yo sabía que me iría primero, obediente
detrás del vidrio blando,
dónde no puedo verme.


Mercedes Sáenz

8 comentarios:

Poeta Carlos Gargallo dijo...

Querida Mercedes, bello poema sin duda, me encantó, felicidades, mil abrazos.

el piano huérfano dijo...

bello precioso, tu poema, mueve las emociones
gracias

mj dijo...

Como siempre tan desgarradora y tan tremenda en tus versos. Eso de los párpados volaron pájaros me ha cautivado Merci.
Gracias por estar aquí
Un beso
mj

Pedro dijo...

Esos versos no dejan indiferente a nadie. Hacen temblar hasta los más hondos cimientos del alma.
Dichosa tú, poeta, que puedes hacerlo.

Un beso.

josé dijo...

Nada que involucres con tus palabras queda indiferente, Merci. Qué comprensible es la vida que por sus caminos confusos o no acerca las intenciones que nos modelan en su justa medida. Haberte conocido es una sabia coincidencia de los días. Mi afecto.

Marisa dijo...

Versos llenos de profundo
significado,que conmueven,
que hacen sentir "ser isla
de borde en los azules".

Un gran abrazo

Alicia María Abatilli dijo...

Por esas espinas que convirtió en besos y esos pájaros que fueron amor, uno sabe que siempre es bueno seguir viviendo.
Alicia

ÓNIX dijo...

Muy hermoso e inspirador este poema....

Bellisimo...!!!

Saludos...

Quizá también te interese

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...