07 agosto 2010

los silencios dicen

Algunos dibujan y pintan mientras otros escriben.
Unos son maestros, y su personalidad bulle de conceptos académicos.
La mayoría somos simples aprendices y nos gusta decir, ansiamos despertar nuestros maniquíes, articularlos, incluso prestarle el alma, simularles vida y lanzarlos a la calle.
Hay quienes se confunden con las sombras y los grises, otros refulgen de colores y podrían mimetizarse con el arco de un después de lluvia. Son como perlas de rocío. Es probable que la búsqueda sea la misma en el amanecer de un solo día, o en la bruma espesa de un cafetín de mala muerte, con su cristal de ver hacia el espigón de los barcos resignados. Tristes fantasmas abrazados a las bitas eternas que jamás soltarán sus cables de amarra, aunque ellas también lloren la tragedia de los cascos oxidados, hasta su muerte total prisioneros. Sin estelas de mar, enfermos de larga agonía, traspasados en el corazón por el perpetuo hollín de sus calderas congeladas. Sin marineros, sin timonera ni gaviotas a estribor o babor, clavada su rosa de los vientos, mustia la campana de llamar a niebla en las noches cerradas, huérfana su barandilla de acodarse a ver pasar polleras por el puerto de cualquier destino, que se me ocurre Montevideo. Una canción es la madrugada y no una estrella cualquiera.
Las notas de un piano desafinado resuelven un par de estrofas que hablan de mí instintivamente, donde vuelvo a redoblar mi apuesta de perseguir el sol.
Digo que los silencios dicen, y se abren, que es posible leer en ellos.
Escribo en mi libro de bitácora un rumbo hacia la nada. Hay tantos que lo hacen. Tal vez sea así, pues fueron infinidad las millas, los sabores embriagantes y ardientes de bodegones y casas de placeres que llenaron de maravillas mi juventud descontrolada de torpezas. Los silencios dicen y dejo que me cubran. Siento que las buenas palabras y los tiempos distintos ya han corrido por aquí. (José López Romero)

9 comentarios:

el piano huérfano dijo...

......y yo me pregunto
¿que hago en este mundo?
un abrazo fuerte

Pedro dijo...

Un relato formidable lleno de melancolías y sentimientos muy emotivos. Cuántas vidas errantes perderán sus estelas sin percatarse siquiera de que una vez la tuvieron...
Un abrazo.

mercedes sáenz dijo...

He aquí un comentario de una escritora que no suele estar en su sano juicio, sólo en el blog correcto, hete pues aqui´que iba a armar a una frase o una historia con cada uno de los títulos que acabo de leer, pero me iban a prohibir la entrada al blog. Empecé po aquel hombbre, el pez, vosotros, cómo pinturas, sombras y luces, correjir (después viene la g) Mi ventana, tanto caminar, reflexiones, se justo, mi lágrima pasea por la ciudad, Los silencios dicen,Mi amigo mi amo, los silencios dicen. Los leí todos, tan bellos títulos que se puede armar otra historia sobre ellos. Sólo quiero dejarles mi admiración, he disfrutado con los textos y con las imágenes. Me parecen un grupo con una intensidad diferente a otros, más real,el talento muy espuesto sobre el material. Y además siento, que lo disfrutan treemendamente. Un abrazo general !!!!! Merci

mercedes sáenz dijo...

Fue una falta de ortografía saltando el teclado perdón! A÷rovecho doble abrazo. Merco

el piano huérfano dijo...

y el silencio descubre y cubre todo
maravilloso relato
lo he vuelto a leer varias veces
un abrazo

Poeta Carlos Gargallo dijo...

Perfecto querido amigo, muy bien llevado, me ha encantado, felicidades, un abrazo.

Mar dijo...

La verdadera "pluma" de los relatos esta dentro de cada corazón, de cada vivencia, de todo lo aprendido y de todo lo que tenemos que aprender.

Genial!!!!

Besitossssssss

Mercedes Sáenz dijo...

Es tan largo lo que escribí por ahi arriba que en este comentario sólo quiero felicitarte José. Y mandarles un abrazo inmenso a MJ y todos los que conforman este hermoso lugar. Los abrazo con el corazón.
Merci

Manuel Muñoz López dijo...

José: te apellidas igual que mi madre,(me emocionó el recuerdo)un abrazo.

Quizá también te interese

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...