05 septiembre 2008

SOÑANDO SUEÑOS GRANDES



El grupo Gen Verde tiene una canción adaptada de tres historias reales que acontecieron en la Italia de 1943, durante la II Guerra Mundial.
Es una canción realmente preciosa melódicamente, como lo real de su texto.
Tres historias, sólo soñadas, porque ninguna tuvo su final feliz, es más, ninguna tuvo su final.
Historias de gente anónima como tantas otras, que nos ponen de manifiesto la crueldad de una Guerra (siempre sin sentido).

Será un día radiante de mayo, esperando estará ante el altar.
Desde el cielo el sol, con sus rayos, nuestra ermita de luz llenará
Me pondré el vestido más blanco del mundo se seda y fino organdí.
Luego, él, me dirá sonriendo, con ternura y dulzura que sí.

Nunca se caso porque su novio no volvió del frente. Murió de un cañonazo.

Aunque digan que soy diferente, recorrer todo el mundo yo quiero.
Conocer otro tipo de gente; a mi esto me queda pequeño.
A través de América, India o la China mil paisajes más conoceré.
Y si un día se va a la Luna, sin dudarlo hasta allí llegaré.

Mutilado de guerra, sin piernas. Postrado en un sillón de ruedas, renunció a sus planes de viaje.

Estudiaré cometas y abismos, los misterios del cosmos y el viento. La razón de los cataclismos, la sintaxis de los sentimientos. Buscaré nuevas formulas grandes teorías
Calmaré así mi sed de saber. Buscaré en las filosofías la respuesta a cada porqué.

Sus Padres murieron en la guerra, mientras huían a las montañas. Tuvo que tomar las riendas de la familia y ponerse a trabajar. Dejó los estudios.


¿Para que sirve una guerra?

Hecha de luz y sombras, bella la vida va.
Soñando Sueños Grandes, soñando felicidad.
Caminos hay de sobra, se corre de aquí a allá.
Soñando Sueños Grandes. A veces los vemos.

Qué sería de la vida sin soñarla…


Gen Verde (Prime Pagine)

3 comentarios:

PEGASA dijo...

Javi la realidad siempre supera a la ficción. A veces solo me acuerdo de circustancias reales si no son de éstas mismas las que hacen las películas de ciencia ficción. Y estos modernos aparatos no los sacan de los bocetos de Julio Verne y Leonardo Da Vinci. Amigo siempre he pesando que " cuantos mundos hay en un mundo" todos igual de importantes y tan distintos. El mejor viaje es el que hacemos a nuestro interior, y siempre vemos algo que antes no nos dimos cuenta. ¿Verdad?.

M. Jose dijo...

Eso es tener una gran vida interior. Una energía que permite encarar los problemas sin excesiva agitación. Quien posee esta vida y esta forma de ser a pesar del sufrimiento vivido irradia una atmósfera benéfica y transmite paz a quienes le rodean.
Un bello post, Javi
MJ

Pedro dijo...

Creo que es imposible hacerse una idea de la dureza de la guerra si no se vive de cerca. Esas historias hacen reflexionar, pero cuántas habrá que nunca saldrán a la luz...
Algo tremendo.
Un abrazo.

Quizá también te interese

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...