06 septiembre 2008

BIENVENIDO EL AMOR.



A punto de saltar el charco(océano le llaman) mi corazón está desbordando sentimientos, alegres y tristes, más los primeros, pero sin apartarse de los segundos; he podido despedirme de amigas y amigos, he reconocido el valor de mis tesoros personales: libros, música, cartas, recuerdos... y luego he mirado al horizonte y he visto al sol asomando sus rayos. BIENVENIDO SEAS, le digo, y mi corazón sonríe.



“Amor”

El amor me acogió, mas mi alma se apartaba,
Culpable de polvo y de pecado.
Pero el Amor que todo lo ve, observando
Mi vacilante entrada,
Se acercó hasta mí, diciéndome con dulzura:
¿Hay algo que eches en falta?

Un invitado, respondí, digno de encontrarse aquí.
Tú serás ese invitado, dijo el Amor.
¿Yo, el malvado, el ingrato? ¡Ah, mi amado!,
ya no puedo mirarte.
El Amor tomó mi mano y replicó sonriente:
¿Quién ha hecho esos ojos sino yo?

Es cierto, Señor, pero yo los ensucié; que mi vergüenza
Vaya donde se merece.
¿Y no sabes, dijo el Amor, quién ha tomado sobre sí la
Culpa?
¡Mi Amado! Entonces, podré quedarme.
Siéntate, dijo el Amor, y degusta mis manjares.
Así que me senté y comí.


George Herbert.

5 comentarios:

Sibyla dijo...

Un viaje trasoceánico siempre crea expectación...Pero si es para encontrarse con el Amor, vale la pena arriesgar!

Un abrazo Caselo:)

M. Jose dijo...

Entre el Espíritu y el cuerpo, el puente es el Amor..."el Corazón es quien lo cruza".
Bienvenido...
Un abrazo enorme
JM

Pedro dijo...

Un viaje que todos deberíamos de hacer alguna vez en nuestras vidas. Aunque no siempre es necesario navegar.
Precioso poema.
Un abrazo.

josé dijo...

Entre amor y culpa media un tramo angosto que no es difícil zanjar, de un lado está la comprensión y del otro un nuevo comienzo.

josé dijo...

Perdón, salí sin saludar. mi afecto, hermano. José

Quizá también te interese

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...