25 agosto 2008

SABER Y QUERER




SABER Y QUERER SALIR
He aprendido, (por si a alguien le interesa),muchas, muchas cosas que, al final, no me han servido de nada, y no porque no sean ciertas, si no más bien porque, o no termino de entenderlas,o no he sabido aprovecharlas.Sabed: Que la soledad no es buena y aún así, a veces la buscamos. Que amar, es el camino a la felicidad, en cambio yo, cojo siempre el desvío equivocado. Que por muchos sueños que tenga no he conseguido que, al menos uno, se quede cumplido,todos pasan delante veloces y sin pararse. Que aquella mujer que conocí ya es feliz y no fui yo quien se lo consiguió. Ahora el silencio golpea mis oídos, eso si lo he aprendido, os lo puedo demostrar: Escuchad, escuchad.
Pero, también quiero deciros, que todo esto tiene arreglo, sí, solo hay que dejarse ayudar, a partir de ahí, es cuando das el primer paso en el cambio de saberse querer a uno mismo, base fundamental de algo maravilloso llamado auto estima. Ponerse frente al espejo y decirse:" yo soy igual que los demás, yo me quiero a mi mismo, si no es así, ¿como podré querer a los demás...? Investigad sobre ella, dad el paso, y ya me contareis...

Carlos Gargallo

4 comentarios:

M. Jose dijo...

Bienvenido Carlos. Me alegra tenerte aquí en este espacio compartido.
Es cierto, como voy a querer a los demás sino me quiero yo primero...
Bueno, yo estoy en esa labor, queriendome un poco más cada día para poder querer a todos los que están a mi alrededor...
Un abrazo
MJ

Poeta Carlos Gargallo dijo...

Hola m.jose, yo he empezado ahora, va a hacer un año, y estoy en el primer curso, pero es fascinante, quererse, enseña a empatizar, a dar lo más bello de uno, entregarse, sentir, ser lo que somos al fin, seres humano en todo su máximo explendor.

Carlos

JAVI DE JAEN dijo...

Hola Carlos.
Bienvenido a este pequeño PRELUDIO, que sin duda lo haremos GRANDE.
Un saludo.

caselo dijo...

Carlos, lo más Gallardo que nos regalas es esta invitación a valorarnos, querernos, amarnos tal y como somos. Reconocer esa falencia, esa baja auto estima es necesario para corregir el rumbo y dejar de lado las angustias propias de la falta de confianza. Te confieso-a todos les confieso- es ha sido mi principal problema a lo largo de mi vida; y resulta que cuando me decido a hacer las cosas, a arriesgar, a llenarme de confianza he logrado triunfos que ni yo mismo imaginaba que podría alcanzar. Entonces Carlos recojo tu reflexión, la integro a todo mi cuerpo, a mi corazón, a mi espíritu y te agradezco muchísimo.

Un fuerte abrazo

Carlos Eduardo

Quizá también te interese

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...